Medicina Hiperbárica

La Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) se fundamenta en la obtención de presiones parciales de oxigeno elevadas respirando oxigeno puro 100% en el interior de una cámara hiperbárica, a una presión superior a la atmosférica.

Es un tratamiento farmacológico, cuyo margen de aplicación esta determinado por la presión máxima alcanzada, la duración de la inhalación, la frecuencia y número total de exposiciones (sesiones).

Para conseguir una Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) con fines terapéuticos y sin riesgos, es necesario, según la Undersea & Hyperbaric Medical Society (UHMS) poner todo el cuerpo en isopresión, superar 1,5 atmósferas absolutas de presión y respirar oxigeno 100% medicinal.

LA OXIGENOTERAPIA HIPERBÁRICA utiliza las propiedades del oxigeno y la presión para lograr un aumento de hasta 20 veces en el trasporte del mismo gracias a una intensificación de las presiones parciales de oxigeno en el plasma sanguíneo y a un aumento de oxigeno a nivel tisular.

Todo esto consigue mejorar los procesos naturales de las células, órganos y sistemas, convirtiéndose en una terapia eficaz para diversas patologías.

Su efectividad es contrastada con serios estudios clínicos desde hace décadas, aprobando nuevos usos día a día.